Empresarios perciben mejoras en APM Terminales pero persisten los problemas por las altas tarifas

0
29

Tras un año de entrada en operaciones de la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), a cargo de APM Terminals, los empresarios costarricenses aseguran que la eficiencia ha mejorado, pero que continúan vigilantes de sus labores. Sobre todo, siguen insistiendo en la rebaja de las tarifas. 

Hace unos meses, al menos 15 cámaras empresariales unieron voces en una carta dirigida al presidente de la República Carlos Alvarado, en la que enlistan una serie de inconformidades con las operaciones de la empresa. 

Luego de varias reuniones entre el Ejecutivo, los empresarios y la compañía portuaria, algunos de los sectores afectados aseguran percibir mejoras en el funcionamiento de la terminal, pero los precios siguen restando competitividad. 

El presidente de la Cámara de Agricultura y Agroindustria, Juan Rafael Lizano, aseguró que hay mejoras en los tiempos de las operaciones pero el descontento se mantiene en las tarifas. Dicha cámara fue una de las que suscribió la misiva enviada al mandatario. 

“Nuestro problema sigue siendo el precio, es el doble de lo que pagabamos. Hemos tenido reuniones con la gente de gobierno y esperamos tener respuesta la semana entrante sobre este tema”, explicó Lizano. 

Este fue uno de los principales reclamos de los empresarios al Ejecutivo, quienes aseguran que los precios eran más competitivos cuando se exportaba mediante la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva). 

Para Abel Chaves, presidente de la Cámara de Productores y Exportadores de Piña (Canapep), aún hay pendientes con el funcionamiento de la terminal, sobre todo lo relativo a tarifas. 

Los empresarios señalaron que los precios de la TCM son superiores a las de la región centroamericana. En agosto, el precio de carga y descarga por cada contenedor pasó de $257,43 a $261,60. 

Lizano aseguró que las exportaciones del sector están en una época baja, por lo que espera que para los meses de mayor exportación no haya retroceso en la eficiencia. 

Según APM Terminals, la TCM ha movilizado más de 851.330 contenedores y mejorado los tiempos de espera. 

“Durante los últimos dos meses, la TCM ha tenido una productividad promedio superior a 27 movimientos por hora por cada grúa”, indicó la empresa. 

Esto, según APM Terminals, ha permitido a Costa Rica reducir a un tercio el tiempo de atención barcos portacontenedores y eliminar los tiempos de espera en bahía. 

Atención puesta en la terminal

Por su parte, el presidente de la Cámara de Industrias, Enrique Egloff, dijo que perciben mayor eficiencia en las operaciones pero que continuarán pendientes del progreso. 

“Es un proceso que estamos valorando y que las organizaciones que manifestamos preocupación estaremos atendiendo; hay camino por recorrer y eso es lo que estamos tratando con gobierno”, dijo el empresario.

Además, el director ejecutivo de la Cámara Nacional de Transporte Carga (Canatrac), Francisco Quirós, afirmó que la congestión, y por ende el tiempo de espera, para entrar a la terminal ha disminuido. 

No obstante, explicó que hay una contracción en el sector exportador y además son meses de menor actividad, por lo que los próximo año deberá hacerse una nueva valoración del comportamiento de la terminal. 

Sanciones a la empresa

A mediados de setiembre, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) sancionó a la empresa portuaria por atrasos en el inicio de sus operaciones. La sanción se notificó a la empresa el 11 de setiembre, y el jerarca del MOPT, Rodolfo Méndez, aseguró que no descartarían más castigos monetarios para la empresa. La sanción se fijó en $900.000. 

Al respecto, APM Terminals aseguró que analizarían la interpretación y cálculo empleado, “respetuosos del contrato de concesión” que les rige, y que en caso de que la sanción aplicara, se cancelaría en los tiempos establecidos. 

Por el momento, no se han establecido nuevas sanciones hacia la empresa. 

Diversas quejas

Entre los reclamos hechos por los empresarios desde junio anterior, a través de la misiva enviada a Alvarado, se encontraban: 

Entre los reclamos se encuentran:

  • Demoras por congestión en la entrada al puerto impactan la cadena de frío y calidad para la carga refrigerada perecedera.
  • Atrasos en el reporte de fallas de las unidades reefer, que se deriva en pérdidas de fruta.
  • Fallas en los procesos crean demoras en la rotación de los buques e incumplimiento de las ventanas de atraque acordadas.Restricción recurrente de recepción anticipada de carga refrigerada no existe en otros puertos y ocasiona costos adicionales.
  • Contenedores extraviados o dejados de embarcar por problemas en el sistema o fallas en la información.
  • Software de manejo de la terminal falla con frecuencia.
  • Incremento en daños físicos a los contenedores (cargados y vacíos).
  • Proceso para efectuar reclamos por daños a los contenedores es complejo y lento, diseñado para desalentar los reclamos.
  • Demora de dos horas desde piloto a bordo (POB) al buque all fast.
  • Tiempo desde buque all fast hasta inicio de la operación “free pratique” tarda hora y media más de lo común.
  • Lo último además ocurre con el espacio entre la operación de carga y la orden de zarpe.
  • Grúas pórticas mantienen baja productividad.
  • Atrasos impactan logística de transporte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here