¿Qué es la meningitis amebiana primaria, la extraña enfermedad que tiene un 97% de mortalidad?

0
46

El pasado 7 de enero, el Ministerio de Salud confirmó que un joven padecía una extraña enfermedad: la Meningitis Amebiana Primaria (MAP). Según la institución, él inhaló una ameba llamada Naegleria fowleri en las aguas termales de Guayabo de Bagaces.

Al menor lo atendieron en el Hospital de Liberia, donde lo diagnosticaron el 2 de enero. Cinco días después, cuando el centro de salud recibió la confirmación de la enfermedad por parte de la Universidad de Costa Rica (UCR), el joven falleció.

Este es el segundo caso que ocurre en el país de esta enfermedad. El primero fue en el 2014, cuando un estadounidense se infectó y falleció en su país de origen.

La información de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), indica que este padecimiento afecta a una de cada 2.5 millones de personas que se exponen a agua contaminada.

De hecho, 143 personas en Estados Unidos contrajeron la enfermedad entre 1962 y 2017. De ellas, sólo cuatro sobrevivieron. Además, la Dirección General de Epidemiología (DGE) de México registra sólo tres casos -el primero diagnosticado en 1978-, de los cuales sobrevivió únicamente una niña de Monterrey.

Por lo tanto, es una enfermedad muy rara, pero altamente mortal. CDC estima que la tasa de mortalidad es superior al 97%.

En un documento sobre la Meningoencefalitis Amebiana Primaria de la DGE mexicana, se detalla que a nivel mundial se “desconoce la incidencia y prevalencia de la enfermedad”, pero sí se sabe que es más frecuente en hombres que en mujeres.

¿Dónde vive esta ameba?

De acuerdo con CDC, la Naegleria es una ameba -es decir, un microbio vivo unicelular- que por lo general se encuentra en fosas de agua dulce templada, tales como ríos, lagos y aguas termales de todo el mundo.

Sólo el tipo Naegleria fowleri puede infectar a los seres humanos. Pero es más raro que afecte a las personas en otras fuentes de agua, como piscinas que no han sido debidamente desinfectadas con cloro o agua del grifo contaminada.

Otras fuentes donde puede vivir esta ameba, según la CDC, son:

  • Aguas geotermales naturalmente calientes como manantiales de aguas termales.
  • Aguas residuales templadas vertidas por plantas industriales.
  • Fuentes de agua potable geotermal.
  • Calentadores de agua.
  • Tierra.

Este microorganismo no vive en aguas saladas ni frías.

Calor y aumento de casos

Aland Bisso-Andrade, en su artículo sobre calentamiento global, atribuyó a este fenómeno el aumento de casos de meningoencefalitis amebiana primaria por Naegleria fowleri.

Esto se debe a que es un “microorganismo termofílico de vida libre que prolifera a temperaturas ambientales de 30°C o más”.

Esto significa que las temperaturas cálidas fomentan el desarrollo de la ameba. Es por esto que la mayoría de los casos ocurren en verano.

¿Cómo se produce la infección?

Estas amebas son muy comunes. Pero las infecciones que producen no. CDC informó que la única forma en la que una persona puede enfermarse por dicho microbio es por la inhalación del agua contaminada.

“La puerta de entrada está escrita vía nasal. No hay otra entrada, muy probablemente sea por la cercanía que tiene con las fosas nasales (con el cerebro)”, indicó el director de Vigilancia del Ministerio de Salud, Rodrigo Marín.

Es decir, no corre riesgo si la bebe y tampoco puede contagiarse entre individuos.

Cuando la ameba ingresa al organismo por las fosas nasales, asciende al cerebro. Allí, destruye el tejido cerebral y, por ende, causa una inflamación que provoca la muerte. Debido a esto, se conoce como “ameba come-cerebros”.

Los primeros síntomas aparecen entre uno y siete días después de contraer la enfermedad. Generalmente, los pacientes fallecen entre uno y 12 días luego de los primeros signos.

¿Cuáles son los síntomas?

Marín expresó que esta enfermedad inicia como un dengue o una gripe. Los primeros síntomas son:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Malestar general
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarreas

    Según CDC, estos signos pueden incluir:

    • Rigidez en el cuello
    • Confusión
    • Falta de atención a las personas y al entorno
    • Pérdida del equilibrio
    • Convulsiones
    • Alucinaciones

      “Eso es causado por la inflamación de las meninges y esta inflamación de las meninges pasa al encéfalo y termina en una meningoencefalitis”, manifestó el director de Vigilancia.

      ¿Tiene tratamiento?

      Algunos tratamientos han tenido buenos resultados en los laboratorios. Pero se cuestiona su eficacia debido al alto porcentaje de mortalidad.

      “Los tratamientos son muy escasos, se han hecho algunos ensayos con algunos antiparasitarios, incluso antibióticos, pero los resultados han sido muy malos”, comentó Rodrigo Marín.

      Según CDC, dos personas lograron sobrevivir luego de recibir un nuevo medicamento llamado “miltefosina”. Los médicos, además de este, les administraron otros fármacos y un tratamiento intensivo para la inflamación cerebral.

      Dejar respuesta

      Please enter your comment!
      Please enter your name here