Turistas tanto nacionales como extranjeros continúan entrando a estas zonas restringidas

0
43

A pesar de las campañas y advertencias sobre los riesgos que acarrea ingresar a áreas restringidas de los parques nacionales del país, grupos de turistas tanto nacionales como extranjeros continúan entrando a estas zonas. Incluso en fin e inicio de año – tras el arranque de la temporada alta – son más visibles esos actos en redes socuales.

Parte de los lugares restringidos a los que los turistas acceden de manera ilegal son los conos de los volcanes, que presentan altos riesgos por la actividad de los colosos y la presencia de materiales peligrosos.

Entre los parques nacionales que más visitan los turistas de forma irregular están el Poás y el Arenal. En esta última área de conservación, además del coloso está el cerro Chato, un volcán «dormido».

Las personas pueden conocer distintos puntos cercano a las laderas del Arenal. Aunque hay puntos restringidos. (Imagen con fines ilustrativos/Facebook Parque Nacional Volcán Arenal)

De acuerdo con Sandra Díaz, encargada de Control y Protección del Parque Nacional Volcán Arenal, la visitación a áreas totalmente restringidas continúa siendo «un dolor de cabeza» para la autoridades.

Según Díaz, los ingresos al Cerro Chato – totalmente cerrado al público – disminuyeron a partir del 2017, cuando se empezaron denunciar y advertir a quienes visitaban el lugar. Aún así la entrada a áreas restringidas del Volcán Arenal aumentaron y se dan, al menos, cada dos días en la temporada seca.

«El Sinac no autoriza el ingreso de personas al volcán Cerro Chato. Ninguna empresa o particular está facultado a promocionar y vender tours a terrenos que son Patrimonio Natural del Estado», indicó el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), ante diversas operaciones realizadas el año anterior derivadas de denuncias ambientales.

En el caso del volcán Poás, solo en el 2019 se realizaron 200 notificaciones administrativas  a turistas que se encontraban sin permiso en áreas como el cono y «quemaderos», según indicó su administrador Mahyar Shirazinia.

Shirazinia aseguró que las visitas a las áreas restringidas del Poás son «cosa de cada fin de semana». Algunas veces deben solicitar el apoyo de la Policía Turística de Poasito.

A pesar de las advertencias, sitios web continúan ofertando viajes a las montañas de este volcán inactivo y los conos de otros coloso.

Pese a que las autoridades ambientales realizan constantes patrullajes para identificar la entrada de turistas por áreas no autorizadas, la constancia de las visitas y el escaso personal dificultan las labores de control.

El extravío o la atención de turistas dentro de áreas restringidas requiere muchas veces labores de rescate: la Cruz Roja Costarricense atendió 139 incidentes por extravío en las montañas ticas durante el 2018 y 119 el año anterior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here