Aumento de tarifas en materia de seguridad que propuso la empresa APM Terminals fue rechazado por CNC

0
350

El aumento de las tarifas en materia de seguridad que pretendía realizar la empresa APM Terminals a sus usuarios fue rechazado por el Consejo Nacional de Concesiones (CNC). 

La semana pasada, la firma holandesa informó a sus clientes que a partir del lunes 25 de noviembre la tarifa por concepto de seguridad pasaría de $5 aproximadamente a $11.82, aplicable tanto a contenedores llenos como vacíos.

“APM Terminals se ve en la necesidad de hacer un incremento no previsto en el monto solicitado correspondiente a “servicio de seguridad”, para todos los contenedores llenos de importación y exportación”, indicó la empresa. 

Argumentó que la División Marítimo Portuaria del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) les solicitó reforzar los controles y procesos de seguridad en la Terminal de Contenedores Moín (TCM). 

Pero de acuerdo con José Manuel Sáenz, Secretario Técnico de la CNC, lo solicitado por la División Marítimo Portuaria fue la revisión del 100 % de los camiones que ingresa a la terminal. Por el momento, la empresa realizaba una revisión aleatoria de los contenedores. 

“La División Marítimo Portuaria interpreta que ese debe ser el requerimiento, de acuerdo con lo establecido en el código internacional para la Protección de los buques y de las Instalaciones Portuarias”, indicó Sáenz. 

El secretario técnico del CNC confirmó que el aumento de las tarifas no cuentan con la aprobación necesaria y así se le comunicó a la trasnacional el viernes anterior a través de un oficio que les remitió.

Rechazo de los exportadores

El anuncio hecho por la empresa la semana anterior a sus usuarios generó molestia entre el sector productor y exportador, que llevan meses clamando por una rebaja en las tarifas de la terminal.

Según Laura Bonilla, presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), los altos precios generan pérdida de competitividad para el país.

«Hicimos un estudio, y arrojó que la fórmula tarifaria del contrato provocan que las tarifas sean muy elevadas, pudimos confirmar que los costos de operación de la TCM es considerablemente la más alta que la gran mayoría de los puertos del hemisferio», explicó Bonilla.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Bananeros, Jorge Osborne, aseguró que desde que se conoció el contrato entre el gobierno y APM Terminals llamaron la atención sobre los altos precios.

«Nosotros dijimos que las tarifas eran sumamente elevadas en comparación con lo que teníamos en Japdeva», aseguró Osborne.

Según datos facilitados por los exportadores, el manejo de un contenedor en Moín les cuesta $515 mientras que en el puerto de Caldera es el precio es de $200 menos.

Incluso, citaron como ejemplo que el manejo de un contenedor en Moín es casi $300 más caro que en Puerto Quetzal, Guatemala, que también es operado por APM Terminals.

Contenedores contaminados 

Además de la inconformidad con las tarifas, desde la entrada en operación de la TCM, los exportadores y transportistas han mostrado preocupación por el tema de seguridad de los contenedores y su posible contaminación.

Entre enero y octubre de este año, las autoridades han atendido nueve contenedores contaminados con cocaína en la terminal de Moín. 

Según datos del Ministerio de Seguridad, en total se incautaron 5 513 kilos de cocaína en esos 10 meses. De esos nueve contenedores, cuatro cargas se dirigían a Bélgica, una para Alemania, una para Holanda, una para Guatemala y dos se disponían a entrar a Costa Rica. 

«Nos urge que los escáneres ya empiecen a funcionar, nosotros desde Cadexco esperábamos que esto se diera con la apertura del puerto, pero no fue así», explicó Bonilla.

«Ahora nos están hablando de la primera semana de diciembre, necesitamos que eso esté listo ya para que no se contaminen más contenedores», añadió la empresaria.

Asimismo, el pasado 12 de noviembre la Policía de Control de Drogas incautó 300 paquetes de cocaína en un contenedor de bananos con rumbo a Setúbal, Portugal. 

A mediados del mes de agosto, las autoridades holandesas encontraron tres toneladas de droga en el puerto de Rotterdam, en contenedores supuestamente provenientes desde Costa Rica.

Aunque se consultó si las modificaciones en seguridad estaban relacionadas a estos incidentes, la empresa portuaria no se refirió al tema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here