Carlos Alvarado: Préstamo del FMI ‘beneficia en última instancia a todos los costarricenses’

0
72

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó el lunes un niño de tres años y $ 1,78 billón de préstamo para ayudar a estabilizar la economía de Costa Rica.

Como parte de la noticia sobre el acuerdo, el FMI publicó una entrevista que realizó con el presidente Carlos Alvarado sobre la estabilidad económica de Costa Rica, su respuesta a la pandemia y sus objetivos ambientales.

Los aspectos más destacados de esa entrevista se encuentran a continuación.

FMI: ¿Qué papel ve para el FMI en el apoyo a las políticas y los esfuerzos de reforma del país?

Presidente Alvarado: El FMI juega un papel clave en tres áreas: apoyo técnico al diseño, implementación y seguimiento del programa; la credibilidad que aporta al proceso y al programa de política macroeconómica a nivel nacional e internacional; y acceso a financiación más barata mediante la movilización de recursos de otros acreedores oficiales y el apoyo a la confianza del mercado.

El impacto del COVID-19 fue de tal magnitud, no solo en las vidas y los medios de subsistencia, sino también en las finanzas públicas, que lamentablemente la consolidación fiscal es inevitable. Contar con el apoyo del FMI nos ayuda a suavizar este proceso y fortalecer nuestras finanzas públicas de una manera que, en última instancia, beneficie a todos los costarricenses.

La naturaleza a mediano plazo del programa de tres años también ayudará a garantizar la continuidad de las políticas durante y más allá de las elecciones de 2022, impulsando así la confianza de los consumidores y los inversores y apoyando el crecimiento económico y la creación de empleo.

FMI: ¿Cuáles son los objetivos clave del programa de reforma económica de Costa Rica?

Presidente Alvarado: El objetivo principal es impulsar el crecimiento y mejorar la distribución del ingreso. Sin embargo, primero debemos abordar los desequilibrios fiscales.

Experimentamos una crisis de deuda a principios de la década de 1980 y sabemos lo que significa: alta inflación, recesión y un aumento brutal de la pobreza y la desigualdad. Sin unas finanzas públicas sólidas y una estabilidad macroeconómica, un gobierno no puede impulsar el crecimiento y proteger a sus ciudadanos más vulnerables.

Para situar la deuda pública en una trayectoria descendente y sentar las bases de la recuperación económica, apuntamos a un superávit primario del 1% del PIB para 2023 y del 1,7% para 2024.

También estamos apuntando a mejorar la distribución de ingresos con medidas de ingresos y gastos fuertemente progresivas y fortaleciendo nuestros programas de asistencia social… La estabilización de las finanzas públicas nos permite volver a centrarnos en la prosperidad, el progreso social y dar rienda suelta al enorme potencial y talento de nuestros ciudadanos.

FMI: ¿Cómo piensa impulsar la productividad al mismo tiempo que se combate la informalidad y la desigualdad?

Presidente Alvarado: Impulsar la productividad requiere establecer las condiciones adecuadas para que las empresas nacionales prosperen, mejorar el marco regulatorio y reforzar nuestro compromiso con el comercio y la inversión extranjera directa, para ayudar a las empresas a integrarse en las cadenas de valor globales.

Hemos logrado importantes avances en la digitalización de la emisión de licencias y permisos en las principales ciudades; adoptó una nueva ley de insolvencia; fortaleció nuestro marco de competencia; y mejoró la gobernanza de las empresas estatales.

También se impulsará la competitividad estimulando la innovación, incluso entre las pequeñas y medianas empresas, y reduciendo los cuellos de botella de la infraestructura. Confiaremos en las asociaciones público-privadas para aumentar rápidamente la calidad de nuestra red de carreteras y también fortaleceremos nuestra infraestructura digital.

Otro desafío es el desajuste entre la oferta y la demanda del mercado laboral. Existe una demanda creciente de profesionales en servicios, ciencia y tecnología que nuestras instituciones académicas no están logrando satisfacer. Recientemente aprobamos una legislación para fortalecer y modernizar el Instituto Nacional de Aprendizaje, a fin de prepararse mejor para la 4ª revolución industrial.

FMI: Costa Rica fue nombrada ‘Campeona de la Tierra de la ONU’ en 2019. Cuéntenos más sobre sus planes para lograr una economía de emisiones netas cero.

Presidente Alvarado: Expandir la descarbonización en todas las áreas de las políticas públicas ha sido un primer paso crítico para lograr cero emisiones netas para 2050. Por ejemplo, al comienzo de la pandemia, no redujimos los impuestos y precios de los combustibles fósiles. Esto proporcionó recursos para la respuesta de emergencia y la descarbonización. Estamos ecologizando y electrificando el sector del transporte, el mayor contribuyente a las emisiones de gases de efecto invernadero.

No podemos luchar solos contra el cambio climático. Se necesitan una sólida cooperación y solidaridad mundiales. Dado que proteger la naturaleza es nuestro seguro de vida contra el cambio climático, lideramos con Francia y el Reino Unido la Coalición de Gran Ambición por la Naturaleza y las Personas, con el objetivo de proteger el 30% de los ecosistemas terrestres y marinos de nuestro mundo para 2030.

Costa Rica se ha visto muy afectada por la pandemia. ¿Qué medidas se introdujeron?

Presidente Alvarado: La acción rápida y precisa de nuestras instituciones de primera respuesta ha sido fundamental. Nuestro sistema de seguridad social expandió rápidamente la capacidad del hospital, permitiendo el acceso universal a las pruebas y el tratamiento de COVID-19. También asignamos recursos para apoyar a los más vulnerables, incluso mediante el lanzamiento del programa “Bono Proteger” que proporcionó subsidios temporales a unas 700.000 personas económicamente afectadas por la crisis.

Como segundo paso, desarrollamos e implementamos una estrategia llamada “Costa Rica trabaja y se cuida”. En lugar de cierres estrictos, impusimos restricciones a la movilidad de los vehículos y horarios y capacidad limitados. Los datos y la evidencia han demostrado que estas medidas, acompañadas de una estricta política de mascarillas y protocolos sanitarios, han sido muy efectivas para reducir el contagio con menor impacto en la actividad económica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here