El tipo sanguíneo puede influir el carácter de una persona

0
480

Es el grupo sanguíneo de una persona que afecta el tipo de inmunidad y, por lo tanto, la formación del carácter de una persona. Su composición bioquímica encripta información sobre nuestros hábitos de comportamiento.

En consecuencia, su tipo de sangre lo ayudará a aprender más sobre su propia personalidad. Al definirlo, puede comprender mejor su comportamiento en ciertas situaciones. Además, puedes influir en tu destino.

Solo hay 4 grupos sanguíneos, cada uno de los cuales se distingue por su composición bioquímica. Fueron descubiertos por primera vez a principios del siglo XX. 

Cada uno de ellos corresponde a un cierto carácter y hábitos de comportamiento. Los desarrolladores de esta teoría creen que se formó en el proceso de evolución. Y podemos heredarlo parcialmente de nuestros antepasados. 

Tradicionalmente se denotan con números romanos: 
I (Tipo O): El primer grupo, es el más común. 
II (Tipo A): El segundo, prevalece entre los europeos.
III (Tipo B): El tercero solo se reporta el 13% en la población de mundial
IV (Tipo AB): El cuarto y más raro tipo de sangre. 

El efecto de la evolución en los tipos de sangre. 

Se cree que las personas con el primer grupo sanguíneo (Tipo O) tienen antepasados recolectores y agricultores ideales. 
Pero la gente tuvo que aprender a luchar con los depredadores y otras tribus hostiles. 

Con el tiempo, apareció un segundo grupo (Tipo A)  cuyo antepasados eran cazadores y guerreros. 
Pero el mundo no se detuvo. Las tribus primitivas se movían constantemente por el planeta, y se origino la mezcla entre los dos primeros grupos de tipos sanguíneos. 

Esto condujo a la aparición de un tercer tipo de sangre (Tipo B) . Sus propietarios combinaron las mejores cualidades de cazadores y terratenientes. Se adaptaron mejor a las condiciones ambientales. 

En consecuencia, otro grupo sanguíneo se modificó para garantizar una mejor supervivencia humana. Y apareció el cuarto grupo sanguíneo (Tipo AB) el más tardío y raro. Pero ostentaba la naturaleza más polifacética. 

Los científicos que desarrollaron la teoría también creen que la evolución aún no se ha completado. En consecuencia, cada tipo de sangre cambia constantemente. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here