Diputada dispuesta a negociar con industria por impuesto al plástico «para reducirlo o ajustar lista»

0
33

La diputada Paola Vega del Partido Acción Ciudadana (PAC) se mostró anuente a negociar con el sector productivo sobre su proyecto de ley, que pretende la imposición de impuestos al plástico. La iniciativa, llamada «Para Solucionar la Contaminación de Residuos Plásticos» se tramita mediante el expediente 21.159.

Busca establecer el gravamen a la importación o nacionalización de insumos relacionados con plásticos, las ventas, así como el uso o el consumo de productos plásticos de un solo uso.

«El escenario está abierto para las negociaciones, sea reduciéndolos o quitando algunas listas. Pero acordamos dar la discusión el próximo año (este 2020) y atender mientras tanto otros temas urgentes como La ley de Recurso Hídrico, Combustibles», indicó la oficialista.

Por lo pronto, el proyecto cuenta con un texto sustitutivo, aunque hasta este año retomarán la discusión en la Comisión de Ambiente del Congreso.

«Lo que hemos acordado con sector comercial es dejar discusión para el 2020 pues ellos primero quieren ver unas señales de crecimiento económico y terminar de recibir los ajustes de la reforma tributaria para poder evaluar si es conveniente o no hablar de un nuevo impuesto», agregó.

Nada de impuestos

Paola Vega impulsa el proyecto de impuesto verde. Manifestó su anuencia en la reducción de porcentajes.

La industria no está de acuerdo con la imposición de más tributos, pues alegan que se trasladarían al consumidor comercial con un impacto significativo.

La Asociación Costarricense de la Industria del Plástico (Aciplast) había advertido que este proyecto en particular, encarecería la canasta básica.

El año pasado, Jaime Cerdas, presidente de Aciplast dijo que algunos productos que se verían con esta afectación serían arroz, azúcar, sal, café y otros como tubos de PVC, apagadores eléctricos, navajillas y escobas.

También la Cámara de Industria Alimentaria (Cacia) se opone, pese al respaldo de Casa Presidencial.

«Preocupan las iniciativas de ley que, lejos de aportar soluciones reales, introducen un abordaje que demoniza el material y castiga a la actividad comercial, como mecanismos para reducir el consumo», manifestó Maurizio Musmanni, presidente de CACIA en junio.

Vega busca con esos impuestos, generar un «fondo azul» donde estima la recaudación de $25 millones. Aseguró que habría una reducción significativa al cabo de 10 años pues se busca desincentivar el uso de plástico mediante el tributo.

El Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) realizó un estudio sobre el impacto económico del impuesto al plástico. Concluyó que:

  • el efecto sobre la producción, en el peor escenario, sería 0,15% del Producto Interno Bruto (PIB)
  • en el escenario más realista sería del 0,07% del PIB
  • el impacto sobre la inversión, en el peor escenario, sería del 0,20% del PIB
  • en el escenario más realista, sería del 0,10% del PIB
  • efecto sobre el consumo, en el peor escenario, sería del 0,09% del PIB
  • y en el escenario más realista, sería del 0,04% del PIB

Vía – Elobservadorcr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here