Carros que costaron ¢170 millones a Salud estuvieron más de un año sin uso

0
445
Foto: Cortesía

Carros que costaron ¢170 millones a Salud estuvieron más de un año sin uso. 97 días tuvieron que pasar para que el Ministerio de Salud pudiera volver a echar mano de 7 vehículos eléctricos que compró el 9 de febrero de 2021.

Se trata de carros marca BYD modelo S1 EV que fueron sacados de circulación entre el 15 y 19 de noviembre de 2021 por errores en su matrícula y atrasos en la aportación de documentos necesarios para su correcta inscripción.

Tanto la oficina de prensa de la cartera como la de la Procuraduría General de la República (PGR). Confirmaron que los automotores fueron registrados el 14 de diciembre de 2022, en consultas separadas realizadas por este medio. El primero de los departamentos de comunicaciones señaló que la colocación de placas metálicas se llevó a cabo seis días después. Momento desde el cual los vehículos pudieron volver a circular.

Los carros en cuestión fueron adquiridos por la institución por un total de $277.900, unos ¢170.833.467 al tipo de cambio del 9 de febrero de 2021. Fecha del acto de adjudicación; es decir, 9 meses antes de que se detectaran los problemas de anotación y se dispusiera su retiro de las carreteras. Considerando trámites burocráticos y de entrega de parte de la agencia, los autos apenas han sido utilizados apenas 5 meses en el traslado de funcionarios.

Vehículos eléctricos

Esta compra de vehículos eléctricos está contemplada en la licitación abreviada 2020LA-000015-0013600001, cuya solicitud de contratación ingresó el 12 de noviembre de 2020. Según consta en el expediente en el Sistema Integrado de Compras Públicas (Sicop).

La publicación del cartel se realizó el 1° de diciembre de 2020 y su apertura, 8 días después. No obstante, tras solicitudes de aclaración y un recurso de objeción -declarado parcialmente con lugar- interpuesto por Cori Motors de Centroamérica S.A. Se dispusieron 3 prórrogas de plazo que postergaron la apertura hasta el 6 de enero de 2021.

Para entonces, Salud recibió dos ofertas: Corporación Grupo Q Costa Rica S.A., con su modelo Hyundai Kona EV; y Cori Motors de Centroamérica S.A., con su BYD S1.

Ambos vehículos cumplían las características requeridas en el cartel, de ser 100% eléctricos, estilo SUV, tracción 4×2 con transmisión automática, capacidad para 5 pasajeros e igual cantidad de puertas. Así como una potencia igual o mayor a los 100 kiloWatts (kW), dirección electro asistida así como frenos de disco regenerativos.

Te puede interesar: Niño de siete está grave tras sufrir quemaduras con pólvora en Aserrí

Las ofertas fueron admitidas el 14 de enero de 2021 por la Dirección de Asuntos Jurídicos y 6 días después. El Área de Servicios Generales, en aplicación a la metodología establecida en el concurso, otorgó a Cori Motors una nota de 87,76 puntos. Sobre una de 85,17 dada a Grupo Q.

Como resultado de dicho análisis, se recomendó técnicamente la oferta de la primera de las empresas. El contrato finalmente fue adjudicado a esa compañía.

El Ministerio canceló el 29 de julio de 2021, $39.700 (¢24.404.781) por unidad. Se desprende de las facturas 14.315, 14.317, 14.320, 14.321, 14.322, 14.323 y 14.324.

BNCR

Los recursos para esa compra provienen del fideicomiso 872 de Salud y el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR). Por ¢536.118.371 y para el reforzamiento de los contenidos presupuestarios en los programas de Gestión Intrainstitucional (630) y Rectoría de la Producción Social de la Salud (631).

El monto unitario cancelado incluyó un cargador por auto, con sistema de carga a 220 voltios (V). De esta manera, el aparato puede usarse de forma portátil. Así como en cualquiera de las sedes de la institución. De igual manera, personal de la entidad sanitaria instaló tres cargadores. Sin que esto se tradujera en costos adicionales, tal y como lo defendió la oficina de prensa de la cartera ante solicitudes efectuadas entre el 19 y 25 de julio de 2021.

Salud tiene una flotilla de 469 automotores -entre pick-ups, busetas, motocicletas, montacargas, etc.- en funcionamiento, repartidos en 10 direcciones regionales.

De estos, solo 9 -es decir, un 1,92%- son eléctricos: los 7 BYD y 2 Mitsubishi, de los cuales la oficina de prensa no detalló los modelos pese solicitud expresa de este medio. Asimismo, posee seis Mitsubishi y dos Toyota híbridos -que sumados equivalen al 1,70%-. Todos estos vehículos de propulsión alternativa fueron adquiridos entre 2017 y 2021. Los 17 carros están destacados en San José.

La compra de los automotores eléctricos o híbridos responden a un compromiso de plan de gestión ambiental institucional. Que busca apoyar el proyecto país de la descarbonización, indicó el departamento de comunicaciones, ya en la administración de Rodrigo Chaves Robles.

El 53,39% de la flota de la cartera es impulsada por gasolina, un 42,86% por diésel y un 0,21% por gas licuado de petróleo (GLP). Es decir, el 96,47% de los vehículos con los que cuenta la institución consumen combustibles fósiles.

Con información de / Cr Hoy  

Síguenos en nuestras redes sociales:

Instagram: @costaricanews24

Facebook: Costa Rica News24