Ocean Viking rescató a otros 105 migrantes en aguas internacionales

0
735

El navío operado por Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée elevó a 356 el número de rescatados a bordo, en una operación el 12 de agosto en aguas internacionales frente a las costas de Libia, mientras continúa la incertidumbre por no saber en qué puerto podrán desembarcar.

El rescate fue “un salvamento delicado”, según aseguró Médicos Sin Fronteras en su cuenta de Twitter. La organización afirmó que poco tiempo después de distribuir los chalecos salvavidas a los migrantes que viajaban en una embarcación modesta, un tubo de caucho del bote en el que se transportaban estalló y las personas que estaban en el barco cayeron al mar.

Sin embargo, MSF señaló que todos los 105 migrantes hallados se encuentran a salvo en su barco de rescate Ocean Viking.

Con esta operación ya son 356 los migrantes que la embarcación humanitaria lleva a bordo, luego de que recuperara en ultramar a otros 251, en las tareas de rescate de los tres días anteriores.

Pero tal vez la labor más difícil sea encontrar qué país abra las puertas a estos migrantes que permanecen en ultramar.

Ante la negativa de Italia y Malta a que barcos humanitarios como este desciendan en sus puertos, MSF reclama «un mecanismo europeo» para gestionar estas situaciones, que incluya la reubicación de los rescatados en los países la Unión Europea.

Marc Reig, capitán del barco humanitario español, solicitó este 12 de agosto a la embajada de España, en Malta, que dé asilo a 31 menores de edad rescatados en el Mediterráneo en los últimos días y que sea designado un puerto seguro para su desembarco.

Un barco de rescate de la ONG Open Arms, en el Puerto de Motril, sur de España, el 3 de octubre de 2018. (Foto:REUTERS)

En un escrito dirigido a la sede diplomática, Reig pide que la solicitud sea transmitida al Gobierno de España, para que admita su competencia como Estado de pabellón del barco y que tramite el procedimiento de asilo de manera urgente, debido a “la situación de incertidumbre en la que se encuentra el buque, que permanece ‘sine die’ en aguas internacionales».

El capitán de la embarcación agregó que, «Los niños cumplen las condiciones para ser reconocidos como refugiados». Señaló además que los hechos ya fueron expuestos ante el Tribunal de Menores y de la Procuraduría de Menores de Palermo, Italia, pero hasta ahora no ha obtenido respuesta.

En total, el Open Arms lleva 151 migrantes a bordo, hallados en tres operaciones de rescate de los últimos días.

El coordinador legal de la ONG, Jaime Rodrigo de Larrucea, dijo que si no obtienen respuesta para desembarcar, el buque podría llegar a Italia, por cercanía geográfica, como hizo la ONG alemana Sea Watch en junio y por lo cual su capitana, Carola Rackete, fue detenida por unos días.

«Acabaríamos en la cárcel o donde fuese, sabiendo que los jueces italianos nos dejarán en libertad porque la legalidad es la nuestra, no la de los Estados«, argumentó.

Fuente France24

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí