¿Ya conocés Playa Quesera?, un santuario escondido

0
38
DCIM100MEDIADJI_0247.JPG

Si tu respuesta es sí, sabemos que te “morís” por volver, y si tu respuesta es no, te daremos el último empujón para que te animés de una vez por todas.

Visitar esta playa es como estar en una revista viviente, sus arenas blancas y sus aguas turquesas te regalará un recuerdo para siempre.

Se ubica en la Península de Nicoya y forma parte del Refugio de Vida Silvestre Curú, por lo que primero tendrás que ingresar a este sector protegido para ir a conocerla.

¿Andás buscando solo pasar un tiempo en pareja o amigos? ¿Quizás querés practicar kayak? ¿Qué tal snorkeling? ¿Senderear? Pues Quesera tiene la respuesta a todas esas preguntas, porque aquí podrás hacer todas estas actividades.

Sus aguas cristalinas son mágicas, reflejan el fondo del mar, decenas de palmeras y árboles te harán sombra mientras disfrutás de un descanso solo para vos.  

No se te vaya a olvidar preparar el mejor spot para estar listos cuando caiga el sol, los atardeceres son de muerte lenta.
Frente a la costa, se observa la Isla Tortuga, que dicho sea de paso es otro tour que podés realizar cuando estés en la zona.
Este santuario de la naturaleza cuenta con 1.496 ha de bosque tropical, con manglares y campos a lo largo de la costa.

Además, posee gran variedad de flora y fauna. Especialistas han identificado 78 especies de mamíferos, 232 diferentes tipos de aves, 87 especies de reptiles, y más de 500 especies de plantas.

Para llegar a Quesera primero tenés que ingresar a través del refugio, podés optar por un recorrido en lancha que dura aproximadamente 20 minutos, podés hacerlo a través de un trayecto de 2 horas (puede ser menos de acuerdo a la condición física de cada persona) por senderos, o a través de un kayak si así lo preferís.

Los senderos tienen una dificultad baja, así que también es una manera de apreciar la biodiversidad que nos brinda este increíble lugar.

Definitivamente Quesera es una de las mejores playas que tiene Costa Rica, ojo, una de ellas, porque en cada rincón de nuestras costas hay muchísimas más opciones para seguir marcando en nuestra lista de destinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here