Descubren nuevo sistema de anillos en nuestro sistema solar que no debería existir

0
292
Foto: Cortesía

Descubren nuevo sistema de anillos en nuestro sistema solar que no debería existir. Un equipo internacional de astrónomos liderado por investigadores del Observatorio Nacional (ON) de Brasil descubrió un improbable anillo de material orbitando en torno a Quaoar.

Un planeta enano del sistema solar ubicado más allá de Neptuno y considerado como un «primo menor» de Plutón.

La importancia del descubrimiento obedece a que hasta hace poco solo habían sido observados anillos en grandes planetas, como Júpiter y Saturno. Y a que la distancia que hay entre Quaoar y su anillo echa por tierra una antigua teoría astronómica sobre la separación entre un cuerpo y los que lo orbitan, informó el Observatorio Nacional en un comunicado.

El equipo que descubrió el denso anillo de material alrededor de Quaoar fue liderado por el astrónomo brasileño Bruno Morgado. Investigador del Observatorio Nacional y autor del artículo publicado en la edición de la revista científica internacional Nature de este jueves (09.02.2023).

Según el ON, tan solo a partir de 2013 comenzó a ser observado que algunos pequeños cuerpos celestes, como el asteroide Chariklo y el planeta enano Haumea. Tenían anillos, como son conocidas las estructuras formadas por polvo y otras partículas que orbitan en torno a cuerpos celestes.

Anillos de Quaoar

El anillo descubierto orbita en torno a Quaoar, un asteroide de 1.000 kilómetros de diámetro candidato a planeta enano del sistema solar. Su distancia del Sol es equivalente a 41 veces la distancia entre la Tierra y el Sol.

Morgado, citado en el comunicado del ON. Explicó que los cuerpos como Quaoar son fósiles prácticamente intactos de la formación del Sistema Solar y por eso catalogar sus características físicas es fundamental para entender cómo se formó nuestra galaxia.

El anillo fue descubierto gracias a una serie de observaciones realizadas entre 2018 y 2021 por una colección de telescopios terrestres y por el observatorio espacial Satélite para la Caracterización de Exoplanetas (Cheops).

Determinar las propiedades físicas del anillo

Su existencia fue inferida por medio de una técnica conocida como ocultación. Que consiste en calcular el tamaño y la forma de un objeto oculto a partir de la reducción de la luz de una estrella cuando bloquea su visión.

Te puede interesar: Al menos 23 heridos en un nuevo intento de tomar el aeropuerto en el sur de Perú

«A partir del análisis de estas caídas de brillo, los investigadores consiguieron determinar las propiedades físicas del anillo. Como su ancho y la cantidad de material presente», explicó el Observatorio Nacional.

La teoría de «límite de Roche»

Lo más inesperado del descubrimiento es que el anillo está a unos 4.100 kilómetros de Quaoar. Una distancia de casi siete veces y media el radio del planeta enano, lo que contradice la teoría conocida como «límite de Roche» (1850).

Esta teoría calcula, a partir del rayo de un cuerpo celeste. La distancia límite en que un material orbita alrededor de un planeta en forma de anillo sin aglutinarse y la necesaria para que el material se aglutine y forme un satélite.

«El descubrimiento sorprendió a los científicos porque, según el límite de Roche, ese anillo no debería existir», afirmó el ON.

«Hasta ahora las observaciones confirmaban la teoría de Roche: todos los anillos densos de los cuatro planetas gigantes. Así como los anillos de Chariklo y Haumea, están dentro del límite de Roche. Pero el anillo de Quaoar desafía ese límite», afirmó Morgado.

Con información de / Teletica

Síguenos en nuestras redes sociales:

Instagram: @costaricanews24

Facebook: Costa Rica News24