El estado de California acusa a Tesla de segregación racial

0
150

El estado de California acusa a Tesla, la compañía de Elon Musk; por discriminación racial a trabajadores negros en una de sus fábricas de coches eléctricos. Fabrica que se ubica en Fremont, cerca de San Francisco, según informa Los Angeles Times.

El departamento encargado de la justicia laboral del estado de California (DFEH) ha recibido centenares de quejas de trabajadores y; según indicó su director, Kevin Kish, en un comunicado este miércoles; se habrían encontrado «evidencias de que la fábrica de Tesla en Fremont es un lugar de trabajo segregado racialmente.

Lugar donde los trabajadores negros son objeto de insultos raciales y discriminación en las asignaciones de trabajos y en la disciplina, el salario y la promoción; lo que crea un ambiente hostil de trabajo». 

El 8 de febrero; Tesla pidió en un comunicado que se «detenga el caso y se tomen otras medidas para garantizar que se escuchen los hechos y las pruebas».

Lee también: Facebook condenado por permitir comentarios de odio contra exdiputada austriaca

Insultos racistas

El DFEH recoge las declaraciones de un trabajador negro que dice haber escuchado insultos racistas entre 50 y 100 veces al día. Además, los supervisores, en ocasiones, participaban activamente en los insultos o eran testigos y no tomaban medidas. También se ha documentado la presencia de grafitis racistas en las paredes de los baños, en bancos, mesas de cafetería; así como en la sala de descanso.

El departamento dice que los trabajadores negros fueron despedidos o amonestados más rápidamente por infracciones menores y se les negaron ascensos.

Tesla tienen más 99.000 empleados en el mundo y la fábrica de Fremont tiene 10.000. La compañía se ha enfrentado a numerosas quejas y demandas de extrabajadores en esta planta por discriminación racial y acoso sexual en los últimos años. Muchas de ellas no llegan a los tribunales porque los empleados indefinidos firman acuerdos que requieren que las disputas laborales se resuelvan en un arbitraje a puerta cerrada.

En octubre, un jurado de San Francisco indemnizó con 137 millones de dólares a un hombre negro que había trabajado para Tesla y se quejó del racismo generalizado en la planta de Fremont. 

El comunicado del DFEH afirma que muchos trabajadores negros sufrieron «el estrés del acoso racial severo y generalizado» y que «la discriminación flagrante; la disciplina desproporcionadamente severa y la inutilidad de quejarse, hizo que el trabajo tuviese condiciones tan intolerables que renunciaron».

Con información de 20 minutos

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales:

En Instagram como @costaricanews24 y Costa Rica News24 en Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí