Fuertes terremotos causan al menos 3.000 muertos y 15.500 heridos en Turquía y Siria

0
262
Foto: Cortesía

El sureste de Turquía y el área septentrional de Siria han han sufridos fuertes terremotos este lunes con una violencia sin comparación en el último siglo. Un seísmo de 7,8 en la escala de Richter ha sacudido la zona de madrugada, seguido de varias réplicas de gran calibre, incluida una de 6,7 apenas 11 minutos más tarde.

Sin embargo, a agravar la ya entonces dramática situación ha contribuido un segundo terremoto de 7,6 a unos 80 kilómetros al norte del primero a las 13.24 hora local. Estos movimientos de tierra han causado más de 3.400 muertos y de 15.500 heridos, además de haber derribado 3.700 edificios en diez provincias del sureste Anatolia, de acuerdo con unas cifras todavía provisionales.

Solo en Turquía, al menos 2.300 personas han muerto y otras 12.068 han resultado heridas, especialmente en las provincias de Gaziantep y Kahramanmaras, según ha indicado el vicepresidente turco, Fuat Oktay, en el recuento más actualizado.

En Siria, el seísmo ha dejado alrededor de mil fallecidos: 656 corresponden a las zonas en manos de Damasco. Según la agencia oficial de noticias SANA, y 450 se han producido en Alepo y en la provincia noroccidental de Idlib, el último bastión opositor del país, según el grupo de rescatistas Cascos Blancos.

El primer gran terremoto se registró a la 4.17 hora local y tuvo una magnitud de 7,7. Según la Autoridad de Gestión de Desastres y Emergencias (AFAD), con epicentro en Pazarcik en la provincia turca de Kahramanmaras. Posteriormente se produjeron hasta 145 temblores más, uno de ellos de 7,6 en la escala de Richter a las 13.24, cuyo epicentro se ubicó en Elbistan, a unos 80 kilómetros al norte del primero.

La potencia del seísmo inicial fue tal que las autoridades italianas activaron la alerta de tsunami ante el temor de la posible llegada de grandes olas a las costas del sur del país (Calabria, Apulia y Sicilia).

La sacudida de la tierra se sintió también países vecinos como Líbano e Irak, e incluso en España, en la otra punta del Mediterráneo. Así lo aseguró el Instituto Cartográfico y Geológico catalán, que lo registró en el sismógrafo del Valle de Arán, en la provincia de Lérida. También «fueron claramente registrados por los sismógrafos de Dinamarca y Groenlandia«, dijo a la AFP la sismóloga Tine Larsen. 

El presidente turco, Tayyip Erdogan, confirmó que se trata del mayor desastre del país desde 1939. Cuando un terremoto en Erzincan segó cerca de 33.000 vidas. Cabe también recordar el mortífero temblor registrado en 1999 con epicentro en Izmir, que dejó unos 17.000 muertos. Ante lo ocurrido, las autoridades han emitido el grado 4 del estado de alarma, lo que incluye la solicitud de ayuda internacional. Y ha abierto un corredor aéreo para permitir el traslado de ayuda y equipos de rescate a las zonas afectadas. Además, han decretado siete días de luto nacional y planea la evacuación controlada de las zonas devastadas por el seísmo.

Hospitales y aeropuertos, afectados

Tras casi un centenar y medio de temblores, son muchas las infraestructuras afectadas, algunas de las cuales han quedado reducidas a escombros. En la ciudad de Alejandreta, en la provincia de Hatay, se derrumbó parte de un hospital. Mientras que los aeropuertos de Gaziantep, Kahramanmaras y Hatay tuvieron que cerrar. Además, la nieve caída en Malatya, una ciudad situada a una altitud de mil metros. Dificulta las tareas de rescate y agravan las condiciones de personas atrapadas y de quienes se han puesto a salvo en el exterior. 

En la ciudad de Adana, en la costa mediterránea, se derrumbó por completo un edificio de 14 pisos. Y sucesos similares se registraron en Diyarbakir, una localidad a 250 kilómetros al este del epicentro del temblor. El terremoto también dañó el castillo de Gaziantep. Un hito histórico en el sur de Turquía que se construyó por primera vez en los siglos II y III. En Siria, la ciudadela de Alepo, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, ha quedado dañada al caerse una parte del molino. Muros de defensa de la parte nororiental del gran palacio medieval y la mayoría de la cúpula de una mezquita.

Precisamente ha sido Alepo una de las zonas más duramente golpeadas en Siria. Lugar en el que los campamentos para personas refugiadas de Palestina de Neirab y Ein El Tal acogen a más de 18.000 personas. De ellos, han fallecido ocho procedentes de Palestina, tres de ellos niños. 

Respuesta de los países

Las muestras de apoyo por parte de decenas de países ante la tragedia no se han hecho esperar. Han trasladado sus condolencias -incluido el presidente ucraniano. Volodímir Zelenski- y han enviado rescatistas y equipos para tratar de salvar la vida a quienes han quedado atrapados bajo los escombros. Varios Estados miembro de la UE han anunciado a lo largo de este lunes el envío a Turquía de misiones. Bajo la coordinación de la Comisión Europea desde Bruselas. También las ONG han intensificado su respuesta en los dos países golpeados por la desgracia.

Una persona, metida bajo los escombros de un edificio derrumbado por un terremoto, trata de ayudar a una persona atrapada en la ciudad de Diyarbakir (Turquía).

España enviará dos aviones del Ejército del Aire. Que partirán a Turquía con más de 90 efectivos para colaborar en las tareas de búsqueda y rescate urbano. Un A330 se dirigirá a Turquía con 56 miembros de la Unidad Militar de Emergencia (UME). Y «todo el material necesario para poder colaborar en las misiones de rescate» desde la base aérea de Morón de la Frontera (Andalucía). Mientras, un A400 despegará con un grupo de 35 trabajadores del Equipo de Respuesta Inmediata de la Comunidad de Madrid (CAM). Formado por bomberos, del SUMMA112 y de la Escuela Española de Salvamento y Detección con Perros.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un mensaje en las redes sociales. Ha expresado esta mañana su solidaridad con Turquía y Siria «ante uno de los mayores terremotos de su historia».

Decenas de deportistas turcos de disciplinas como el fútbol, el voleibol, el balonmano o la lucha libre quedaron sepultados bajo los escombros de viviendas y hoteles. El Gobierno turco anunció la suspensión de todas las competiciones deportivas.

El seísmo más fuerte en décadas

Turquía se asienta sobre las principales líneas de falla y con frecuencia es sacudida por terremotos. En concreto, la zona en que la tierra tembló por primera vez este lunes «se encuentra situada en un límite de placas. Donde la acumulación de esfuerzos derivada del movimiento de las mismas se libera en forma de terremotos. La magnitud del sismo de Turquía y su foco superficial implican un gran potencial destructor». Ha explicado la catedrática de Geofísica y Meterorología de la Universidad Complutense de Madrid Elisa Buforn Peiró a Science Media Centre España.

Te puede interesar: Presidente de El Salvador inaugura cárcel para unos 40.000 pandilleros

Por su parte, el Centro Nacional de Monitoreo Sísmico de Siria afirmó que se trata del «más fuerte» registrado por los sistemas sirios en casi tres décadas. Indicó a SANA el director general del centro, Raed Ahmed, al tiempo que recordó que Siria ya estuvo «históricamente» afectada por sismos ocurridos en el sureste de Turquía. La fuente precisó que ya se han producido algunas réplicas y anunció que se esperan más en los próximos días, si bien estas serán «más débiles». 

Zona de gran vulnerabilidad

En Idlib y partes del norte de la vecina Alepo, que se escapan al control del Gobierno del presidente sirio. Residen 4,6 millones de personas, casi 3 millones de ellas desplazadas por el conflicto armado iniciado en 2011 en país árabe. «En esta zona geográfica fronteriza, que ya de por sí tiene una alta probabilidad de terremotos de gran magnitud a los que sus habitantes viven expuestos. Existen diversos factores que agudizan la vulnerabilidad, como es la presencia de población desplazada por la guerra en Siria. Que vive en construcciones poco seguras y con enormes dificultades para cubrir sus necesidades más básicas.

Muy a menudo, los conflictos bélicos con desplazamiento de población incrementan el riesgo frente a desastres naturales, y, por desgracia, este es un claro ejemplo». Ha explicado a Science Media Centre España Galderic Lastras, profesor de Geociencias Marinas de la Universidad de Barcelona.

Con información de 20 minutos

Síguenos en nuestras redes sociales:

Instagram: @costaricanews24

Facebook: Costa Rica News24