Logran un tratamiento que evita la metástasis en los casos de cáncer de mama

0
27
Foto: Cortesía

Logran un tratamiento que evita la metástasis en los casos de cáncer de mama. Un estudio de la Facultad de Medicina Azrieli de la Universidad Bar-Ilan (Israel). Han descubierto un nuevo bloqueador molecular que frena la metástasis del cáncer de mama.

Se calcula que el 90 por ciento de las muertes por cáncer de mama se deben a complicaciones derivadas de la metástasis. Un proceso en el que las células cancerosas se desprenden del lugar donde se formaron, viajan por el sistema circulatorio sanguíneo o linfático y forman nuevos tumores metastásicos en otras partes del cuerpo, informa Europa Press.

A falta de un tratamiento eficaz para bloquear este proceso, es necesario atacar no sólo el tumor primario. Sino también su potencial metastásico cuando se diagnostican tipos de cáncer de mama muy invasivos y/o en fase avanzada.

Una señora con ayuda de una enfermera se hace una mamografía gratuita en Quirónsalud Infanta Luisa por el Día Internacional del Cáncer de Mama  en Sevilla, Andalucía.
Una señora con ayuda de una enfermera se hace una mamografía gratuita en Quirónsalud Infanta Luisa por el Día Internacional del Cáncer de Mama en Sevilla, Andalucía. FOTO: EDUARDO BRIONES EUROPA PRESS

Células cancerosas

Las células cancerosas utilizan unas protuberancias en forma de pies llamadas invadopodios para degradar el tejido subyacente. Entrar en el torrente sanguíneo y formar metástasis en otros órganos. Hace aproximadamente cuatro años, estos investigadores revelaron dos pistas importantes sobre la formación de invadopodios. El nivel celular de las proteínas Pyk2 y cortactina aumentaba sospechosamente cuando la célula entraba en su fase maligna. Pero cuando la célula perdía su capacidad de producir Pyk2, no se observaba metástasis alguna.

Te puede interesar: Pareja da en adopción a su cerdita para que viva mejor y el nuevo dueño se la come

En esta investigación, publicada en la revista científica “Oncogene”. Han caracterizado la interacción entre estas proteínas asociadas y demostraron que esta interacción es un requisito previo para la formación de metástasis de las células cancerosas.

Además, han determinado el mecanismo por el que la interacción cortactina-Pyk2 afecta a la formación de invadopodios y definieron la estructura del complejo entre estas dos proteínas.

La imagen muestra un tumor primario de cáncer de mama (rosa) y los tumores metastásicos/secundarios (púrpura).
CHALMERS | FARIBA ROSHANZAMIR AN
28/10/2022
La imagen muestra un tumor primario de cáncer de mama (rosa) y los tumores metastásicos/secundarios (púrpura). CHALMERS | FARIBA ROSHANZAMIR AN 28/10/2022 FOTO: CHALMERS | FARIBA ROSHANZAMIR AND YEN STRANDQVIST  CHALMERS | FARIBA ROSHANZAMIR AN

En el estudio, los investigadores definieron el segmento preciso de la proteína implicado en la interacción entre Pyk2 y la cortactina. El pequeño segmento, conocido como péptido, se sintetizó en el laboratorio y se administró a ratones portadores de cáncer de mama.

El péptido sintetizado compitió con éxito con la proteína natural Pyk2 por la “atención” de la cortactina y esencialmente bloqueó el acceso de Pyk2 a ella. Esto inhibió la formación de invadopodios similares a patas y, como resultado. Los pulmones de los ratones se mantuvieron mucho más sanos, con muy pocas metástasis, si es que hubo alguna.

“Nos entusiasmó ver que la idea de utilizar el motivo de unión de Pyk2 a la cortactina como inhibidor de los invadopodios funcionaba in vivo bastante bien. Esto sirvió para demostrar el potencial clínico de inhibir la interacción recién descubierta”, ha comentado la doctora Hava Gil-Henn, coautora del estudio.

La investigación sobre el cáncer de mama ha logrado numerosos avances en los últimos años
La investigación sobre el cáncer de mama ha logrado numerosos avances en los últimos años FOTO: DREAMSTIME

Sorprendentemente, todo esto se logró utilizando un segmento muy pequeño de Pyk2, que abarcaba sólo 19 de sus 1.009 bloques de construcción de aminoácidos. Esto se observó, como se ha señalado, en la disminución de la metástasis pulmonar en el modelo de ratón de cáncer de mama.

Invasividad de las células tumorales

Además, redujo en gran medida la invasividad de las células tumorales de mama. Detuvo la maduración de los invadopodios en las células tumorales y disminuyó la tasa de polimerización de la actina, necesaria para la progresión en la formación de invadopodios. Todos estos hallazgos aportaron pruebas inequívocas de que el péptido de 19 aminoácidos bloquea realmente la metástasis.

“El proceso de desarrollo de un fármaco exitoso a partir de un péptido inhibidor es extremadamente exigente y resulta casi imposible de completar sin una visión estructural del complejo entre el péptido y su diana, en este caso la cortactina”. Ha comentado uno de los autores, Jordan Chill.

Mediante un experimento de RMN conocido como NOESY. Se determinó la posición de cada uno de los 881 átomos de la proteína cortactina y los 315 átomos del péptido, creando una imagen tridimensional de la estructura.

La posición espacial de los átomos es el secreto para comprender la fuerza de la unión entre las proteínas. Lo que es fundamental para crear un fármaco que impida eficazmente esa unión. Para ilustrar esto, se descubrió que el aminoácido nº 10 del péptido encaja exactamente en la “ranura” de la cortactina y no debe cambiarse. Mientras que el aminoácido nº 11 mira hacia fuera y su identidad exacta es menos importante.

Radiografía del cáncer de mama
Radiografía del cáncer de mama FOTO: M. ROSELLÓ

Los investigadores se centran ahora en transformar el péptido en un mejor candidato a fármaco. Se están probando diferentes secuencias de aminoácidos para obtener un producto que proporcione una unión más fuerte y específica en el sitio diana de la cortactina. La especificidad es crucial porque el sitio de la cortactina donde se produce la unión, conocido como SH3. Es similar a los sitios SH3 de otras proteínas, y cualquier unión no deseada a otra proteína podría causar efectos secundarios.

La combinación de la biología celular (descubrimiento de las dos proteínas y demostración de que podemos bloquear eficazmente la metástasis). Y la biología estructural (que nos da el cómo y el porqué de este evento de unión) acerca a la ciencia a la lucha contra el cáncer de mama de una forma que antes no era posible.

Los investigadores esperan que este avance conduzca al desarrollo de un fármaco que inhiba la formación de metástasis y pase a formar parte de los enfoques terapéuticos disponibles para mejorar las posibilidades de supervivencia y la calidad de vida de las pacientes diagnosticadas de cáncer de mama invasivo y otros cánceres metastásicos.

Nuevos casos de cáncer de mama diagnósticados al año por comunidades autónomas por cada 100.000 mujeres
EPDATA
19/10/2022
Nuevos casos de cáncer de mama diagnósticados al año por comunidades autónomas por cada 100.000 mujeres EPDATA 19/10/2022 FOTO: EPDATA  EPDATA

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de mama?

El de mama es el cáncer más común. En 2020 se detectaron 2.2 millones de casos en el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y una de cada doce mujeres lo padece.

Uno de los síntomas más comunes del cáncer de mama es la presencia de un bulto masa en la zona de la mama. Este bulto puede sentirse como una protuberancia dura y sólida, o como una zona de la mama que está más hinchada o inflamada de lo normal. También puede haber un cambio en la forma o el tamaño de la mama, o en la piel de la mama, como una zona que se encuentra más tensa o arrugada de lo normal.

Otro síntoma común del cáncer de mama es la secreción de líquido por el pezón. Este líquido puede ser de color blanco o amarillo, y puede aparecer sin necesidad de apretar el pezón. También puede haber un cambio en la apariencia del pezón, como una retracción o una inclinación hacia dentro.

Radiografía del cáncer de mama
Radiografía del cáncer de mama FOTO: M. ROSELLÓ

¿Cómo prevenirlo?

Además de estar atentos a cualquier cambio o síntoma en la zona de la mama, es importante realizar chequeos médicos periódicos y hacerse mamografías de forma regular. Estos exámenes pueden ayudar a detectar el cáncer de mama en una etapa temprana, cuando es más fácil de tratar y se tienen mayores posibilidades de recuperación.

Por último, es fundamental tomar medidas para prevenir el cáncer de mama, como llevar una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente, evitar el tabaco y el alcohol en exceso, y protegerse de la exposición excesiva a los rayos UV. También es importante conocer la historia familiar en base a esta enfermedad e informar a su médico de cualquier antecedente. En algunos casos, puede ser recomendado realizar pruebas genéticas para determinar si se tiene un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Con información de / La Razón

Síguenos en nuestras redes sociales:

Instagram: @costaricanews24

Facebook: Costa Rica News24