María Paula Salas deja ver su lado poco humilde e irrespetuoso

0
648

Este domingo por la mañana Liga Deportiva Alajuelense femenino cayó ante el último lugar de la tabla, el equipo Municipal Pococí, en un partido donde las locales mantuvieron un orden defensivo envidiable ante un equipo manudo que no encontró la llave y dejó ir las oportunidades que tuvieron para descontar en el juego.

En muchos partidos se puede decir que el resultado no refleja lo vivido en la cancha, pero en este el dos por cero en favor de las locales es más que justo.

Las manudas no encontraron su juego pero además tuvieron hasta cinco oportunidades de las que dos era más fácil hacerlas que botarlas y sin embargo las desaprovecharon, por esta razón sorprende a sobremanera las declaraciones post-partido de la capitana de Liga Deportiva Alajuelense, Maria Paula Salas, que señaló que su rival es un equipo sucio y el arbitraje fue malo.

La delantera criticó que el equipo de Pococí metiera el gol y “se encerrara a defender” desde el minuto uno del segundo tiempo, y además señaló que el arbitraje fue malo y eso complicó el partido.

No podríamos hablar desde la cancha, pero parece que ahí se vivió otro partido, porque desde acá se vio un equipo de Pococí que las peleó todas, que corrió hasta el último minuto y que sí, mantuvo un orden defensivo que cualquier equipo desea tener hoy en día.

Además, del arbitraje no se habló hasta que la delantera lo mencionó porque es claro que no influyó en el marcador para ninguno de los dos equipos.

Es por esto, que parece una falta de respeto a la rival, salir y desmeritar todo su trabajo, lo planificado durante la semana y que además le permitió llevarse la victoria, diciendo que su forma de jugar y ganar es sucia.

Falta humildad en el equipo manudo para reconocer que las únicas culpables del marcador son ellas mismas, que tienen que trabajar más y reconocer cuando un rival las complica.

Estilos de jugar al fútbol hay muchos, algunos podrían estar de acuerdo o no con una manera determinada de plantarse en el terreno de juego, pero eso no implica que sus colegas sean “sucias” o poco honestas para jugar al fútbol.

La autocrítica siempre es importante y si no lograron vulnerar un sistema defensivo muy eficiente de las locales, está claro que las manudas deben trabajar en eso.

Fuente: elmundo.cr

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí