Robot dirige en vivo a la Orquesta Sinfónica Nacional de Corea

0
430
Foto: Cortesía

Un robot dirigió la Orquesta Sinfónica Nacional de Corea del Sur, lo que supuso la primera aparición pública de un robot director de orquesta en el país asiático.

EveR 6, el androide que codirigió la actuación titulada «Absence», es un diseño producido por el Instituto Coreano de Tecnología Industrial (KITECH). El robot está equipado con un rostro humanoide y tiene forma humana con torso, dos brazos, cuello y cabeza.

Orquesta Sinfónica de Corea es dirigida por un Robot

ITECH entrenó a EveR 6 mediante la tecnología de «captura de movimiento» a través de sensores que registran digitalmente la trayectoria de la batuta de un director de orquesta. El robot también está entrenado para seguir la velocidad de los movimientos de la batuta.

Te puede interesar: ¡De ciencia ficción! Comienzan pruebas humanas de chips para el cerebro

Antes de la representación, el teatro publicó un vídeo en su canal de YouTube en el que se mostraba el proceso de ensayo y entrenamiento.

Al robot se le unió en el escenario el director de orquesta Soo-Yeoul Choi, que codirigió la actuación. Según Choi, uno de los mayores retos para los robots es «la interacción y la comunicación en tiempo real», sobre todo en el contexto musical.

Foto: Cortesía | Orquesta Sinfónica de Corea es dirigida por un Robot

Según Choi, la «debilidad crítica» de EveR 6 es que no puede escuchar. Sin embargo, Choi también dijo que «el robot fue capaz de presentar movimientos tan detallados mucho mejor de lo que había imaginado».

El EveR 6

Choi y EveR 6 se turnaron en la dirección de las piezas. El robot dirigió tres de las cinco piezas y luego interpretaron una pieza juntos. Tras el concierto, Choi declaró:

«Fue un recital que demostró que (robots y humanos) pueden coexistir y complementarse, en lugar de que uno sustituya al otro».

Cointelegraph se puso en contacto con la Orquesta Sinfónica Nacional de Corea para recabar comentarios de los músicos dirigidos por el androide, pero no obtuvo respuesta inmediata.

Uno de los asistentes al concierto, Lee Young-ji, comentó la habilidad del robot para mantener el ritmo. El asistente dijo que le faltaba «aliento» y que:

«Parecía que había que hacer algo para que el robot hiciera el trabajo».

Otro miembro del público, Song In-ho, dijo que el robot actuaba a un nivel muy básico y que podría hacer más si estuviera equipado con un sistema de inteligencia artificial (IA) que le ayudara a entender y analizar la música.

No obstante, la actuación fue la primera de este tipo en Corea del Sur. Anteriormente, un robot creado por Honda llamado Asimo dirigió como invitado una actuación con la Orquesta Sinfónica de Detroit en 2008.

En 2017, un robot llamado YuMi dirigió como invitado una actuación en Suiza. En 2020, un robot de diseño japonés llamado Alter 3 dirigió una pieza musical de siete minutos considerada una «ópera androide» llamada Scary Beauty.

Música creada con inteligencia artificial no pasa filtro en los Grammy

Hace poco, una nueva canción de los artistas estadounidenses Drake y The Weeknd se volvía viral en las redes sociales. Era la colaboración que muchos fanáticos esperaban y, ciertamente, no defraudó. El tema llamado “Heart on My Sleeve” tuvo tanto impacto que creadores de contenido en distintas plataformas la comenzaban a usar sin parar. Sin embargo, ni Drake ni The Weeknd entraron a un estudio de grabación para crear este tema. No hubo tal dueto porque no eran ellos quienes cantaban. Se trataba de música creada con inteligencia artificial por un programa que los suplantó de una manera casi imperceptible.

Foto: Cortesía |

El responsable fue Gostwriter977, un usuario de TikTok, quien días antes anunciaba el gran “lanzamiento” luego de crearlo con un software especial. Aunque la industria de la música quiso evitar el avance de la inteligencia artificial eliminado algunos videos con el tema, todavía puede escucharse tanto en esa red social como en YouTube.

Esto lleva a la conclusión de que cada vez es más difícil distinguir entre qué es real y qué es producto de la inteligencia artificial. Nadie se hubiera imaginado que dicha canción era falsa si su creador no lo hubiera comentado. Ahora, en los premios Grammy tratan de armar un muro de contención para evitar este y otros fraudes en sus próximas ediciones. Ponen sus esperanzas en nuevas pautas éticas para aceptar solamente trabajos que tengan una contribución “significativa” de humanos.

Con información de | Cointelegraph |

Obtén información al instante, únete a nuestra comunidad digital

Síguenos en nuestras cuentas de Redes Sociales

Instagram: @costaricanews24

Twitter: @CostaRica_24

Facebook: medio.costarica