Temor mundial por la explosión de contagios en China y la apertura de sus fronteras

0
219
Foto: Cortesía

La explosión de contagios en China y la apertura de sus fronteras a provocado temor a nivel mundial. La situación epidemiológica en China vuelve a centrar las miradas, tres años después del inicio allí de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2. 

Tras relajar sus estrictas medidas de su política covid cero. El gigante asiático está enfrentándose a su primera gran ola, con récord de contagios y fallecimientos y con niveles de inmunidad que «no son los deseables» para los especialistas.

Tras anunciar que ya no exigirán hacer cuarentena a las personas que lleguen al país a partir del 8 de enero. Lo cual animará a muchos chinos a viajar al extranjero tras casi tres años, países vecinos como Japón o Taiwán, pero también otros más alejados como EEUU o Italia han recuperado medidas de control.

Pruebas PCR

Japón, Taiwán, Corea del Sur, India, Malasia y EE UU ya han anunciado que exigirán pruebas PCR a los viajeros procedentes de China. La medida entrará en vigor en Taiwán antes de las vacaciones por el Año Nuevo Lunar. Que en 2023 caerán entre el 21 y el 27 de enero y en las que es habitual que millones de personas se desplacen entre la ‘isla hermosa’ y el gigante asiático. 

Italia también impondrá una prueba a todos los pasajeros que lleguen al país desde China después de que en algunos aeropuertos casi el 50% de los viajeros que han aterrizado procedentes del país asiático dieran positivo. 

No seguirá estos pasos España, que ha participado esta mañana en la reunión del Comité de Seguridad Sanitaria para analizar con los Estados miembros y las agencias de la Unión Europea la situación ante el incremento de casos covid-19 en China con -en palabras del portavoz comunitario Daniel Ferrie- un «enfoque coordinado».

Te puede interesar: Joven de 19 años murió en incendio en Guararí

En este encuentro se ha remarcado la importancia de seguir con la «senda de la coordinación europea» en políticas sanitarias y de continuar con una vigilancia activa, incluyendo la secuenciación del virus «como herramienta fundamental». El Ministerio de Sanidad ha recomendado a los viajeros cuyo destino o procedencia sea China que «tengan la pauta de vacunación completa y que mantengan las medidas de precaución«. 

Reino Unido y Francia, por su parte, han manifestado que, de momento, no ven necesario recuperar medidas de control de pasajeros. Filipinas está sopesando exigir un test negativo para entrar en sus territorios a los ciudadanos que lleguen desde China.

Folios en blanco

En cuestión de días y a raíz de las protestas de los ‘folios en blanco’. Las autoridades chinas han dejado de aislar en hospitales o centros de cuarentenas a contagiados leves o asintomáticos o contactos de casos. Ya no exigen PCR negativa para ir a muchos lugares públicos, van a retirar las cuarentenas al entrar al país y dejarán de realizar pruebas a los alimentos importados. Entre otras draconianas medidas que han ido abandonando ante una «nueva situación» en la que el virus provoca menos muertes, ha argumentado el Gobierno de Xi Jinping.

La situación preocupa a otros países y también a los especialistas. El presidente de la Sociedad Española de Epidemiología, Óscar Zurriaga, afirma a 20minutos que «no se puede descartar en absoluto» que la transmisión en China dé lugar a una nueva variante que nos haga retroceder en términos de evolución epidemiológica. Considera que la situación en el país asiático «nos debe preocupar a todos porque la información que tenemos es muy limitada.

Así como al principio de la pandemia la ciencia china hizo un esfuerzo enorme para compartir datos y gracias a ellos obtuvimos PCR en muy poco tiempo, ahora las autoridades chinas no están respondiendo con la misma transparencia».

Situación más virulenta

Para mí es más probable que aparezca un virus totalmente nuevo que que ómicron revierta hacia una situación más virulenta»
Los especialistas señalan que el nivel de inmunidad con el que China se enfrenta a este tsunami de contagios no es el deseado porque las vacunas empleadas no son tan eficaces como las distribuidas en Occidente y por la cobertura. El 68% aproximadamente de la población mayor de 60 años cuenta con la tercera dosis (en España, este porcentaje es del 94,1% y el 55% lleva ya cuatro pinchazos). Además, la inexistente inmunidad natural por escasez de contagios tampoco ayuda.

«El cambio de política prácticamente de un día para otro con niveles de cobertura vacunal que no son los deseables y las noticias -limitadas- que nos llegan de afectación a su sistema sanitario. No invitan al optimismo pero nadie puede asegurar que se vaya a producir o no una nueva variante. Mantiene incertidumbre importante para el resto de países. Aún no podemos levantar el pie para estar tranquilos. Es un país tan enorme y tan poblado, que los datos asustan. Cuando aquí hablamos de miles de casos, allí hablan de cientos de miles. La escala cambia completamente. Por lo tanto, la probabilidad de que esto [la aparición de una nueva variante] se produzca no se puede descartar en absoluto», agrega Zurriaga.

La situación en China mantiene incertidumbre importante para el resto de países. Aún no podemos estar tranquilos»
Por su parte, el epidemiólogo Joan Caylà opina que la política covid cero era «muy dura. Pero muy buena porque prácticamente no tenían casos ni muertes».

Problema local

Ahora, prosigue, la situación en China es un «problema» a nivel local y «lo será a escala mundial porque este país representa la sexta parte de la población mundial. A más contagios, mayor probabilidad de que surja una variante, en China o el mundo occidental, donde también hay muchos contagios. A día de hoy, posibilidades de que surjan variantes hay». Considera el también presidente de la Fundació UITB (Unitat d’investigació en tuberculosis a Barcelona).

Coincide con él el catedrático en Microbiología de la Universidad Complutense de Madrid, Víctor Jiménez Cid. Que avisa de que China representa ahora «la otra cara de la moneda». «Siguieron la política de covid cero a un coste social enorme. Pero ómicron es tan transmisible que es imposible de controlar, a no ser que se sigan manteniendo unas medidas draconianas. Ahora el problema va a estar en China, que ahora se está enfrentando al drama que otros ya han pasado y que hasta ahora habían contenido».

Nuevas variantes

«Va a ser más relámpago porque esta variente [ómicron] es bastante más transmisible que la que puso al mundo en crisis en 2020″, agrega Cid. Al tiempo que reconoce desconocer las consecuencias que la alta transmisión china tendrá en lo que respecta a la posible aparición de nuevas variantes y su diseminación internacional. 

Tras dejar claro que el coronavirus «va a seguir». Cree que «ahora sería muy raro y sorprendente que en los países que tenemos un nivel alto de inmunidad surgiera una variante alarmante como pasó hace un año» con ómicron o «que colapsara hospitales». «Para mí es más probable que aparezca un virus totalmente nuevo que cree ese tipo de situación otra vez que que este virus revierta hacia una situación de virulencia y alarma social», asevera.

Con información de 20 minutos

Síguenos en nuestras redes sociales:

Instagram: @costaricanews24

Facebook: Costa Rica News24