Más de 800 ticos se capacitaron para salvar vidas mediante reanimación cardíaca

0
83

Más de 800 personas acudieron al llamado para aprender a aplicar correctamente procedimientos de reanimación cardíaca. 

La actividad organizada por el Colegio de Médicos y Cirujanos y la Fundación Internacional del Corazón, con la colaboración de la Cruz Roja y el Cuerpo de Bomberos, se realizó este sábado 01 de octubre en el Mall San Pedro, en el marco de la celebración del Día Mundial del Corazón. 

“La convocatoria sobrepasó las estimaciones iniciales que teníamos con la organización, siendo una señal que existe la conciencia de las personas para estar preparadas ante estos desafortunados eventos que todos estamos expuestos a que nos sucedan. En las calles andarán potenciales héroes que podrán contribuir a aumentar las posibilidades de un paciente a sobrevivir y ocuparse de él en el tanto llega la ayuda profesional”, dijo  Elliott Garita, secretario de Junta de Gobierno del Colegio de Médicos y Cirujanos y representante de la Fundación Internacional del Corazón (Funicor).

Te puede interesar: «Florida reporta más de 50 muertos por el huracán Ian y 4 Carolina del Norte».

Capacitación para 800 ticos

En total, participaron alrededor de 60 instructores capacitados de la Benemérita Cruz Roja Costarricense y el Benemérito Cuerpo de Bomberos. 

 La técnica “Salva Corazones” consta de dos fases. El instructor Fernando Umaña del Benemérito Cuerpo de Bomberos, explicó que la primera es una fase previa antes de actuar directamente en el paciente e implica los siguientes pasos:   

  • Asegurar la escena para el reanimador, así como para la víctima. 
  • Acceder al paciente hablándole en ambos oídos y tocarlo en los hombros al mismo tiempo.
  • Abrir la vía área y comprobar el pulso y la ventilación por no más de diez segundos. 
  • Activar los servicios de emergencia: preferiblemente escoger a la persona más calmada en la escena para que llame al 9-1-1 e indique la dirección donde se encuentran y el tipo de paciente que se está tratando. 

.

Una vez que se procede a intervenir al paciente se descubre el tórax, se ve el largo del esternón, imaginamos la mitad del mismo y colocamos el talón de una mano sobre la mitad inferior del esternón y luego encima la otra mano entrelazando los dedos y se inician las compresiones continúas, manteniendo los hombros perpendiculares al tórax, sin doblar los codos, permitiendo la relajación del tórax, esto a una frecuencia de entre 100 y 120 compresiones por minuto y una profundidad de 5 centímetros en el adulto, verificando el pulso cada 2 minutos y se continúa hasta que llegue la ayuda más capacitada. 

La importancia de realizar esta técnica es que, hace mover la sangre, la cual todavía contiene reservas de oxígeno en las células y se logra la circulación del oxígeno. Por cada minuto que pase el paciente sin recibir las maniobras, pierde un 10% de posibilidades de sobrevida.

Con información de Crhoy

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales:

En Instagram como @costaricanews24 y Costa Rica News24 en Facebook.